You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Cargando...

La higiene personal es una acción básica de nuestro día a día, pero en algunas ocasiones, puede pasar desapercibido o no tener mucha importancia.

Pero debemos saber, que mantener este hábito solamente trae ventajas para nuestra salud. Pero muchas veces surgen dudas, y podemos preguntarnos cuáles son aquellas acciones que van dentro de la higiene personal.

Lavarse los dientes, cambiar la ropa interior por otra limpia, ducharse, entre otros son hábitos que debemos de hacer a diario y que, además, tenemos que transmitir a los más pequeños de la casa.

La higiene personal se puede transmitir a los más pequeños de una forma divertida

Todos sabemos que hay muchos niños y niñas para los que la hora del baño es un auténtico suplicio, lavarse los dientes es aburrido o cortarse las uñas un temor inexplicable.

Son niños, están descubriendo el mundo, y los adultos debemos recordar que nadie nace sabiendo nada, ni si quiera el porqué de las cosas, por lo que debemos tener paciencia y enseñarles a través de ella.

Hay muchos métodos y formas para hacerles entender a los peques el porqué de la importancia de la higiene personal, uno de ellos, sería elaborar una lista, para que vayan aprendiendo y no se les olvide ninguna acción.

Estos sería los hábitos de higiene personal que grandes y pequeños debemos de cumplir diariamente:

Ducharse de forma regular: Los pequeños pueden ver la hora del baño cómo algo divertido, en el que jugar con el jabón, hacer burbujas y emplear algunos de esos juguetes que sueltan chorritos divertidos. Es una forma de atraerlos poco a poco a un hábito tan simple.

Cambiar la ropa interior todos los días: Debemos explicarles que para evitar que se pongan malitos y los malos olores debemos de cambiar bragas y calzoncillos, calcetines y camisetas interiores. Los niños pueden llegar a comprenden más de lo que pensamos, e informarles de que pueden coger infecciones en sus partes íntimas si no cuidan esa higiene no tiene nada de malo.

Lavarse los dientes 3 veces al día: Otro hábito básico de la higiene personal que puede costar bastante, pero podemos animarlos explicándoles que si no cuidan sus dientes, les dolerán mucho e incluso podrán perderlos, lo que dará lugar a que no puedan disfrutar de ricas comidas.

Lavarse las manos: Siempre hay que hacerlo antes de las comidas y después de ir al baño. Y mucho más en los tiempos que corren. Para introducirles podemos utilizar el truco de la purpurina, pues llenando sus manos de este producto, podrán comprobar que, si no se lavan las manos, todo lo que toquen lo llenarán de suciedad, virus y bacterias.

Higiene de los oídos: La cera en el oído es algo normal, pero en exceso acaba siendo una guarrería. Es por ello por lo que hay que limpiar las orejitas, evitando siempre los productos agresivos.

Cortarse las uñas: Este es uno de los hábitos de higiene personal que más cuesta inculcar, pero recordemos siempre explicarle los beneficios de porque hacerlo al pequeño, y sino, podemos mostrar como nos las cortamos nosotros para demostrarles que no es algo doloroso, sino sencillo.

Cuidado del cabello: Hay que cepillarse el pelo todos los días, para evitar enredos. Asimismo, aunque suene un poco mal, pero es por su salud, no deben compartir gorros ni cepillo o accesorios para el pelo, de esta forma se evitará la propagación de piojos.

Limpieza de los pies: Esta parte del cuerpo puede sudar y producir mal olor. Por ello, los peques y los grandes tenemos que lavarlos, y evitar andar descalzos por superficies sucias o duchas públicas, sino la infección por hongos nos visitará.

Protección de las heridas: No pasa nada por caerse y hacerse un rasguño. Lo que si es importante y algo que debemos hacerles saber es que deben de proteger la herida y curarla correctamente. Además, eso será tarea fácil, porque en el mercado podemos encontrar tiritas bien chulis que estarán dispuestos a enseñar a todos sus amiguitos.

Estos hábitos de higiene personal son fáciles y se pueden convertir en algo divertido a la vez. Recuerda que poder enseñarles a través de tu propio ejemplo puede facilitar mucho que se habitúen a realizarlos.

Tomado de: https://www.gndiario.com/higiene-personal-ninos-coronavirus